General (4)

¿Por qué conviene consultar a un estudio de arquitectura a la hora de hacer una refacción o reciclaje?

Hace algunos años, el consejo profesional de arquitectos, para una campaña de celebración del día internacional del arquitecto, hizo un afiche que decía “mejor con un Arquitecto”. Nos hizo pensar mucho entre nosotros, para convencernos que no era marketing, sino realmente un consejo. Es mejor con un arquitecto, siempre y cuando, el estudio no quiera imponer las ideas de los profesionales, sino acompañar, con sus conocimientos y experiencia, los deseos del cliente. Lo importante es lograr estar ambas partes del mismo lado. Es nuestra normal experiencia…

¿Conviene ampliar o comprar algo nuevo?

No es una pregunta muy fácil de responder. En cada caso puede la respuesta no ser la misma. Si lo que agrandamos, no saca de escala de venta la propiedad, creemos que siempre es mejor, por hacerlo a nuestra necesidades y gustos. Es bueno el asesoramiento cuando se está por concretar la compra.

Para participar en un proyecto inmobiliario, ¿tengo que consultar a un arquitecto, a una inmobiliaria o a un estudio desarrollador?

Lo más conveniente es consultar con un desarrollador. Se está cerca de las personas más interiorizadas de todos los aspectos. Qué hacer, dónde hacerlo y de que manera hacerlo.

¿Se desarrollan proyectos personalizados?

Si, tanto sea porque conforman un grupo de inversores que quieren desarrollar un emprendimiento, como si fueran una empresa, familia o sociedad que tiene un terreno/inmueble y desea realizar un proyecto “a medida” de sus necesidades.

Proyectos de inversión (9)

¿Qué opciones de inversión tengo?

Para poder realizar una inversión inmobiliaria, Arje tiene 4 canales posibles:

  • Comprando unidades a construirse: Los fiduciantes adquieren una unidad valuada al costo, y a través de ella participan del proceso de construcción. Una vez finalizado dispone de esa unidad valuada a estrenar, de la forma que crea conveniente.

  • Participando del capital y dividendos del fideicomiso: se puede ingresar como fiduciante participando de fondos comunes de inversión.

  • Aportando un terreno: el fiduciante adquiere unidades a construirse, valuadas al costo de pozo y terminado el proyecto recibe unidades a estrenar.

  • Comprando metros de obra acumulables: Esta es la opción más novedosa, dado que se realiza un contrato por la compra de metros cuadrados (mt2) a construir, y pueden acumularse más durante el transcurso del proyecto, al valor de plaza. Al finalizar el emprendimiento se puede adquirir una unidad del metraje alcanzado o valuar nuevamente los metros, a precio de venta final y adquirir mayor cantidad de metros en un próximo desarrollo, hasta llegar a adquirir una unidad propia.

¿Qué respaldo tiene la inversión que yo haga?

Cuando uno realiza una inversión en construcción, hay varios tipos de respaldo que  se tienen.

El primero, como forma jurídica, es un Fideicomiso, cuya estructura, determina que los fondos aportados al mismo, sólo se pueden utilizar en la concreción del objetivo del mismo, en estos casos, la construcción de un edificio determinado, en un lugar determinado y con proyecto y características técnicas determinadas. Eso es una primera garantía, importante y se respalda en los contratos de adhesión al fideicomiso o contratos particulares, según corresponda.

Otra característica importante, es la experiencia del estudio desarrollador que organiza la inversión, y también lo que ha hacho anteriormente el estudio de Arquitectura.

Por último, la seriedad y antecedentes del mismo, en cuanto a que obras tiene hechas y terminadas del mismo modo. El fideicomiso por si solo, no hace que las obras se terminen, sino un conjunto de cosas.

¿Puedo seguir invirtiendo durante el desarrollo del proyecto?

Con la opción de inversión a través de la compra de metros de obra acumulables pueden continuar comprandose metros al valor de plaza. Al finalizar el emprendimiento se puede adquirir una unidad del metraje alcanzado o valuar nuevamente los metros, a precio de venta final y adquirir mayor cantidad de metros en un próximo desarrollo, hasta llegar a adquirir una unidad propia.

¿Cuál es el mínimo de inversión posible?

El valor mínimo de inversión es el valor de 10mt2 a valor pozo.

¿Qué puedo hacer si al finalizar el proyecto no llego a comprar una unidad?

Si cuando finaliza el proyecto no llega a adquirir una unidad, los metros que tiene se revaluan a precio de  venta final y con ese monto adquirir mayor cantidad de metros en un próximo desarrollo, hasta llegar a adquirir una unidad propia. Otra opción es adquirir un crédito por la diferencia requerida para efectuar la compra total de la unidad.

Si tengo un terreno, ¿puedo desarrollar un proyecto?

Si, una de las formas de inversión es aportando un terreno e ingresando como fiduciante. De esta forma adquiere unidades a construirse, valuadas al costo de pozo y terminado el proyecto recibe unidades a estrenar.

Somos gente que podríamos formar un grupo de inversión, ¿podemos desarrollar un proyecto propio?

Si. Si forman un grupo de conocidos la desarrolladora puede desarrollar un proyecto integral, desde la busqueda de un lote, proyecto desarrollo de obra y venta final, hasta obtener el beneficio proyectado.

¿Cuáles son los plazos de inversión?

Dependen del volumen de obra. En general dos años, o menos si se trata de obras menores a 900m2

¿Cómo es la figura del fideicomiso inmobiliario?

La figura del fideicomiso, muy difundida en la industria de la construcción, aporta seguridad y transparencia a las operaciones, ya que tanto los fondos recibidos como los inmuebles en construcción son mantenidos en dominio fiduciario, separados del patrimonio de las partes intervinientes. De este modo, cada proyecto constituye una unidad económica aislada que se crea, administra y liquida en forma independiente, dando mayor seguridad a los inversores.


Si su consulta no se encuentra entre las enumeradas, haga click a continuación:

Contáctenos